Breve historia de la Iglesia Ortodoxa Griega en Cuba

Antes de la Revolución existió en Cuba una Comunidad Ortodoxa Griega, compuesta por emigrantes griegos y marineros de esa nacionalidad que ocasionalmente arribaban al país. Junto a ellos participaban en los servicios religiosos emigrados rusos y ucranianos blancos llegados a Cuba después de la Revolución Socialista de Octubre. Con el triunfo de la Revolución Cubana la mayoría de los fieles emigraron o fueron falleciendo. En la década del 60 se fundó la congregación ortodoxa cristiana cubana, la que en 1978 se auto disolvió.

En octubre de 2001 se aprobó la construcción de un templo de la Iglesia Ortodoxa Griega y otro para la Iglesia Ortodoxa Rusa en Cuba. El 25 de enero de 2004 el templo griego fue consagrado por el Patriarca Ecuménico y Arzobispo de Constantinopla, con la presencia del Comandante en Jefe. En el nuevo templo se ha fortalecido la comunidad de creyentes, que ha experimentado un ligero crecimiento a partir de nuevas conversiones de personas sin antecedentes religiosos, de antiguos creyentes católicos o de otras iglesias cristianas.

En múltiples ocasiones los representantes de esta religión en Cuba se han manifestado en contra del bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene el gobierno de los Estados Unidos contra el pueblo cubano.